ventajas y desventajas cesped artificial

Césped artificial: ventajas y desventajas

Hay varios factores que pueden conducirnos a considerar la instalación de césped artificial en vez de optar por la siembra de césped natural. Habitualmente, estas cuestiones están relacionadas con el clima predominante de nuestra región, la ubicación de nuestra vivienda y la escasez de tiempo para el mantenimiento. La diferencia inicial de presupuesto para cesped. Estos factores han provocado que, desde hace ya bastantes años, el césped artificial se haya convertido en una de las alternativas predilectas tanto de usuarios privados como de empresas o entidades que desean dotar a sus espacios de zonas verdes.

Ventajas y desventajas del cesped artificial

Como cualquier sistema que pretenda emular a la naturaleza, el césped artificial cuenta con una serie de ventajas y de inconvenientes. Antes de decantarnos por su instalación, es aconsejable analizar dichos aspectos para comprobar si, contrastándolos con nuestras necesidades y prioridades, nos conviene o no ponernos manos a la obra.

Ventajas del césped artificial

Olvídate del mantenimiento. Obviamente, el césped artificial no necesita ser regado ni cortado. Asimismo, mantenerlo limpio te costará muy poco tiempo y esfuerzo. Ahorra agua. Esta ventaja se deduce del punto anterior: si tienes conciencia ecológica, probablemente esta opción sea la más adecuada para ti. Sea cual sea tu clima. Da igual las condiciones climatológicas en las que vivas: tu césped estará verde los doce meses del año. Di adiós a las alergias. Además de ser respetuoso con la piel —humana y animal—, el césped artificial evitará la acumulación de insectos. Verde hasta en las sombras. Ya que no necesita de la luz solar para mantenerse erguido y en buenas condiciones, este tipo de césped es idóneo para lugares donde no llega el sol, así como para zonas interiores. Sea cual sea la superficie a reverdecer. Da igual si el terreno donde deseas instalar el césped es árido, blando o duro como la roca: el césped artificial puede ser instalado en prácticamente cualquier superficie —si bien en ciertos lugares será preciso colocar antes algún tipo de malla, dependiendo de cada caso en particular.

Desventajas del césped artificial

No es natural. Por muchas que sean las virtudes del césped artificial, su aspecto difícilmente podrá llegar a alcanzar el del césped natural. Desembolso económico inicial. A la larga, el césped artificial sale mucho más barato. No hace falta más que atender superficialmente a los múltiples gastos que genera el mantenimiento del césped natural de forma regular (agua, electricidad, tiempo, etc.). Sin embargo, la instalación de césped artificial requiere de un desembolso inicial considerable. Quemaduras o abrasiones en la piel. Cualquiera que haya jugado en una superficie cubierta de césped artificial —como un campo de fútbol o una zona de juegos en un parque— sabrá a lo que nos referimos. Los roces bruscos contra el césped artificial pueden provocar heridas en la piel, aunque, a día de hoy y con los fenomenales avances en cuanto a materiales y texturas se refiere, este problema ha sido soliviantado de manera considerable. Consulta a un profesional

Si después de leer esta serie de pros y contras todavía tienes dudas, te recomendamos que consultes a un profesional en la materia para que te asesore sobre la conveniencia de instalar o no césped artificial.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *