Llamanos : +34 910 284 709 Email : info@presupuestocesped.com

Elegir un buen césped artificial. Artificial

    Added Abr 25, 2018 Views 579 Rating
    1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
    Cargando…
    DESCRIPTION:

    Llega el buen tiempo y nos ponemos a darle vueltas a la cabeza sobre cómo mejorar nuestro hábitat natural. Sobre todo, aquellos espacios o rincones especiales donde vamos a pasar mucho tiempo al aire libre. Si éste es tu caso y estás pensando en teñir de verde tu jardín, tu terraza o tu balcón, vamos a darte algunos consejos para elegir un buen césped artificial.

    La elección no es difícil, pero conviene tener en cuenta ciertos aspectos para elegir el más adecuado. Y es que, puede que no sepas, pero existe un amplio catálogo de modelos, gamas, colores y texturas que pueden hacernos dudar a la hora de elegir un buen césped artificial.

    ¿Qué hay que tener en cuenta para elegir un buen césped artificial?

    Lo primero, el uso que vas a darle. Puede ser que necesites un tipo de césped artificial de más calidad o con más realismo. También puede ser que lo quieras como un simple elemento decorativo, para cambiar el aspecto de una zona concreta, o que requieras algo mucho más funcional para cubrir una zona donde vais a hacer mucha vida. Todo eso es importante a la hora de elegir un buen césped artificial.

    El motivo es que, si su uso va a ser sólo ornamental, no necesitas recurrir a grandes calidades. Mientras que, si vas a instalarlo en una zona de paso, o donde vayáis a estar constantemente, es mejor escoger una gama más alta y sufrida.

    ¿Cómo elegir un buen césped artificial para decorar un espacio?

    Si su uso va a ser ornamental, hay que poner el acento es su aspecto. Su apariencia debe ser la de hierba natural, para que no quede como un pegote. En este caso, conviene que la altura de las fibras supere los 25 milímetros para que gane realismo. Sin embargo, no debe importante tanto la resistencia y la capacidad de retorno vertical de los filamentos.

    Entre la oferta de césped artificial decorativo que hay ahora mismo en el mercado, la más usada es aquella que lleva un relleno de fibras entre los filamentos principales, que los obligan a mantenerse erguidos.

    También debes desechar aquellos modelos en los que las fibras principales tengan brillo, pues darán sensación de plástico a primera vista. Y, como ya sabes, en este caso buscamos un aspecto lo más natural posible.

    En cuanto al color, si vas a instalarlo en una zona soleada, elige tonos más vivos. Mientras que, si va destinado a una zona de sombra, te aconsejamos que optes por tonos claros.

    Lo importante, en este caso, es que su aspecto sea bonito y natural, sin brillos estridentes.

    ¿Cómo elegir un buen césped artificial para una zona transitada?

    Si lo que quieres es elegir un buen césped artificial para una zona donde vais a pasar mucho tiempo, el trasiego de gente va a ser constante y las pisadas continuas, debes fijarte en su resistencia y capacidad de desgaste.

    La mayoría, llevan relleno incorporado y son bastante fáciles de instalar.

    En este caso, tu objetivo es que el césped artificial siga viéndose verde y limpio con el paso del tiempo y que las fibras vuelvan por sí solas a la verticalidad sin necesidad de cepillado.

    El problema es que este tipo de césped artificial no suele ser muy agradable al tacto. Llevan unos filamentos especiales con un nervio central que les hace mantenerse erectos, a pesar de las pisadas. Son muy resistentes, pero si pasas la mano por encima notarás sus puntas. Este es el precio que hay que pagar, si queremos que el césped artificial sea resistente y siga manteniéndose bonito a pesar del uso continuado.

    Por otro lado, es este caso, conviene añadir relleno de sílice extra, para mantenerlo lastrado. Este material mantiene bien la humedad. Esta característica es importante, sobre todo en veranos, porque nos permite humedecer el césped artificial para que conserve una temperatura agradable y no abrasiva.

    Pero, recuerda, que este tipo de césped no se riega porque no es hierba natural. Sólo aplicamos agua para humedecerlo y debemos evitar charcos o pequeñas inundaciones por exceso de agua.

    Gestionado por Grupo Camaltec Diseño web profesional